domingo, 6 de septiembre de 2015

PROHIBIDO FORNICAR EN EL PRADO

El jardín de las delicias (detalle), Hieronymus Bosch


Sabes que las delirantes criaturas del Bosco
no van a delatarnos
dices
y yo asiento
por más que acaricien tus pechos
con refinadas metáforas
más dignas de otros siglos
sabes
sabemos
callan
fornican hieráticas
en la dramaturgia incalculada de la tarde
peces abisales
monstruos tiernos
monjes
doncellas
cálices hermosos como anémonas
en la dramaturgia sin guión de nuestra tarde